Renovation of a Moorish Style Villa,  Can Xicarro 

MasiaRehabilitación de la Masia de Can Xicarro

ANTECEDENTES:

La Masia de la Plana, mayormente conocida por Mas Xicarró, está emplazada en el punto medio de la partida de la Plana. La edificación, propiedad de Pere Ballester, está documentada desde el año 1497. En el Siglo XVI pasa a ser propiedad de Pere Rosell y en el XIX de Manuel Olivella Samà (por su corta talla alias Xicarró, 1842-1917) que la renueva totalmente en estilo Neomudejar. La Masia Can Olivella o Xicarró aún se denominaba de "La Plana" en el año de 1888. Posteriormente se le añadió el nombre de "Villa Rosa" (1911), que aparece grafiado en la fa­cha­da principal en recuerdo de una nieta muerta prematuramente.

Está documentado que Manuel Olivella i Samà, construye en 1868, la Casa Olivella "Cal Xica­rró" en la Plaça de la Vila,12 esquina con la Avenida de Francesc Macià. El autor de la cons­trucción del inmueble fue Josep Salvany, ayudante del arquitecto municipal Bonaventura Pollés (Vilanova 1856 - Sevilla 1918). Pasados unos años el viejo Xicarró o su hijo  Manuel ( los historiadores no se ponen de acuerdo)  es cuando construye al Norte de la Ciudad la Masia Can Xicarró.

Las influencias por las corrientes románticas derivadas a una arquitectura hispano - árabe son evidentes, el Paraninfo de la Universidad de Barcelona (1853) de Elias Rogent, el pabellón árabe de la exposición de agricultura de Madrid (1857), el pabellón español de la Exposición Universal en Paris (1878) de Agustín Ortíz de Villajos y el pabellón español de la Exposición Universal en Paris de 1889 de Arturo Mélida, son  referentes literales a la arquitectura neomu­dejar que presenta Can Xicarró.

Un problema historiográfico apasionante es el de los contactos del neo-mudejar de Madrid con la arquitectura contemporanea en Barcelona. El resurgimiento de la técnicas del ladrillo tuvo lugar principalmente en Catalunya, que se aportaron a Madrid. De otra parte el mediavalismo, clavado en las raíces del "neo-mudejar" tuvo un auténtico epicentro en barcelona, donde al final se disolvió en el "Modernisme". Los dos movimientos tuvieron diversos contactos con la arquitectura del centro de España, Elias Rogent (mediavalismo catalán) y Doménech i Munta­ner (modernisme), estudiaron en Madrid. La casa Vicens de Gaudí y la editorial Muntaner i Simó, de Doménech, son obras primerizas que se entroncan con el mudejarismo.

ESTADO INICIAL

Originariamente envuelta en campos de cultivo y viñas, el entorno de la Masia se ha ido tritu­rando con una parcelación muy fragmentada. Incluso de la implantación, inicial con el eje - camino que unía a la ciudad, las diferentes intervenciones han ido dejando solo referencias de perspectivas , que como mínimo no habría que destruir más. Precisamente este sentido de imagen escenográfica se mantiene latente desde los orígenes, parece la adecuación teatral sobre la ciudad que la está mirando, que recibe al visitante con un porche perfectamente trabajado, lo introduce en un vestíbulo de considerables dimensiones, lo sube con la escalera y lo trans­porta a la sal principal, que como no, está sobre el eje de acceso que también lo es de simetría, y que nos hace asomar sobre la terraza hacia la ciudad que queda al fondo. Todo lo demás no importa, no importan las demás fachadas, las laterales se van diluyendo y la trasera es que ni existe, la segunda planta queda diluida, sin continuidad con la escalera principal. En resumen es un todo referenciado al frontis sobre Vilanova.

PROYECTO:

Es la adecuación de la Masia para albergar una vivienda como primera residencia. La adapta­ción del programa se inició con un primer objetivo de restauración tipológica de lo que debió de ser la construcción original.

1)

Tal como se ha indicado en el apartado anterior, queda claro, la contundencia de la arquitec­tura escenográfica con el espectador que recorre la fachada y acaba en la terraza del salón principal. Todos los demás elementos, han sido alterados, añadidos o destruidos. La realización de calas en los cerramientos de las fachadas laterales de planta baja, ha permitido descubrir partes de arcos, que seguramente debían de conformar un espacio aporchado, similar al de la fachada, pero con un tratamiento menos, escenografico, o con un neo-mudejar que se acerca más a la arquitectura del ladrillo que se ha reflejado en indicaciones de los apartados anterio­res. Todo ello ha permitido proponer la "limpieza" de todo el espacio de planta baja, dejando solamente los "boxes" ( caballerizas izquierda, capilla derecha) que delimitaban la fachada principal.

En Planta Primera, en la fachada trasera, existe un volumen añadido, que correspondía a una antigua cocina, que en lo proyecto se propone su demolición, recuperando la geometría y cons­trucción original.

2)

La adaptación del programa es la de realizar la zona de día en planta baja, los dormitorios principales en planta piso y dejar la última planta como zona de biblioteca y dormitorio de invitados.

Los espacios  interiores más representativos serán conservados y/o restaurados adecuadamente, tanto en materiales, texturas y colores.

En el programa se solicitaba la ubicación de un pequeño ascensor, no hay que olvidar el exce­so de altura de cada planta, que se ha situado en la parte trasera, sobre el eje de simetría. Las escaleras secundarias, se han clarificado y unificado para dar sentido a la comunicación.

3)

El tratamiento exterior del edificio, corresponde a la restauración indicada en el Plano nº 8, recuperando colores originales y dejando la fábrica de ladrillo manual macizo que conformaran los nuevos arcos de textura y color aparente.

Deja tu teléfono y te llamamos nosotros

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted